Asilo de León contempla acceso a visitas de ancianitos Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Asilo de León contempla acceso a visitas de ancianitos

Durante la pandemia sufrieron escasez de recursos debido a que la institución se sostiene a base de donaciones

Los adultos mayores de 60 años o más ha sido el grupo poblacional mayormente afectado por la pandemia de la covid-19 puesto que son más propensos a desarrollar cuadros graves de la enfermedad, razón por la que han restringido el paso a las familias a los asilos de ancianos, no obstante, con el pasar de los meses y la llegada de las vacunas a Guanajuato, el panorama ha cambiado paulatinamente al punto que en varios asilos ya contemplan permitir ver a sus seres queridos.

Un ejemplo es el asilo de ancianos Tepeyac de la ciudad de León, lugar que, a lo largo de la pandemia, los adultos han pasado por cambios de humor que ha dificultado su estancia ahí, uno de ellos es la depresión y ansiedad que por la falta de contacto físico simplemente batallan por mantener sus mentes ocupadas, además de que negaban la existencia del virus cuando comenzó a expandirse, según relató la coordinadora social del asilo.

Al principio si fue muy difícil explicarles lo que estaba pasando porque fue algo nuevo y pues para ellos aún más, y pues si de por si no salen mucho de la institución y no se dan cuenta de lo que pasa allá afuera, pues fue demasiado explicarles que podían enfermarse y hubo un proceso en el que no creían, decían que eran mentiras y que éramos nosotros los que no queríamos dejarlos salir.
Karen Castro, coordinadora social del asilo de ancianos Tepeyac.

Con el paso del tiempo, dijo que los adultos mayores lograron darse cuenta que las cosas cada vez eran más graves, por lo que la institución se vio obligada a prohibir la visita de familiares y amigos para resguardo de los adultos mayores, y hasta la fecha siguen así.

El 90 por ciento de los adultos está en abandono, entonces para ellos no fue complicado porque no tenían quien los visitara, el 10 por ciento si tiene familia, pero pues de esos muy poco los ven realmente, aquí lo que les pegaba más fue las actividades que se realizaban con personas del exterior.

A diferencia de otros asilos donde desafortunadamente algunos ancianitos perdieron la vida por este virus, Karen destacó que ninguno se ha contagiado e incluso todos cuentan con el esquema de vacunación completo.

Sin embargo, durante la pandemia sufrieron escasez de recursos debido a que la institución se sostiene a base de donaciones, y muchas personas tampoco tenían algo para ofrecer, lo cual dificultó un poco la alimentación.

Este asilo cuenta con 27 adultos mayores, algunos con problemas cognitivos y de movilidad y la única manera de poder establecer contacto con ellos es a través de los dispositivos electrónicos, por ello piden apoyo para que puedan solventar el gasto de insumos.