Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Disgusta a empresarios costo de la energía eléctrica

El presidente de la Confederación de Bares y Cantinas expresó que al menos en los dos últimos dos bimestres, sus agremiados han tenido que pagar hasta el doble en las facturas

Desde diciembre del año pasado a la fecha, micro y pequeños empresarios de León han resentido el incremento del costo de la energía eléctrica, que dijeron, ha sido de hasta 50% por ciento más a lo que pagaban en años anteriores.

El presidente de la Confederación de Bares y Cantinas de Leon, Javier Quiroga López, expresó que al menos en los dos últimos dos bimestres, sus agremiados han tenido que pagar hasta el doble en las facturas que les emite la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En contraste, esta semana la paraestatal dio a conocer un subsidio de 11 mil millones de pesos para subsanar adeudos históricos de consumidores de energía eléctrica en Tabasco; también se les aplicará la tarifa 1F, la más barata de todo el país.

"No debe existir distingos en este tipo de políticas y más en temas como la energía eléctrica, muy necesaria para el cumplimiento de muchas labores y servicios, claro que el aumento tiene un reflejo en las finanzas de los negocios, también lo tienen sus proveedores, es una cadena" expresó el líder empresarial.

Consideró que acciones como las promovidas con los tabasqueños son injustas si no se busca generalizarlas para otras entidades que sí aportan al desarrollo del país y no solo de una zona en particular.

Detalló que el incremento en el costo de la luz ha sido absorbido por los propios empresarios de su gremio ya que de pasarlo al costo final a clientes, se perdería el nicho al que están dirigidos.

"Hemos hecho esfuerzos muy fuertes para mantener fuentes de empleo y nuestros negocios en pie, incluso hemos realizado compras consolidadas entre varios empresarios para poder dar un respiro a las finanzas de nuestros negocios", explicó.

"En verano sube más"

Ni con los focos ahorradores que le compró su esposo, ni con los refrigeradores nuevos que le llevaron los de la refresquera, doña Alicia Hernández ha podido hacer que el recibo de luz le llegue de menos de 4 mil pesos al mes.

Doña Licha, como la conocen en el Barrio Arriba, es dueña de una tienda de abarrotes. Cinco refrigeradores, igual número de lámparas, un congelador, una televisión, su rebanadora de carnes y la caja registradora es parte del mobiliario necesario "pa' pagar las cuentas".

"Es que no sé cómo les vaya a los otros (negocios) pero yo, imagínate que les dijera a mis clientes que no abran los 'refris' o que no venda leche (...) es parte del negocio, lo entiendo, pero de que llega más, eso sí", dijo mientras colocaba mercancía en uno de sus anaqueles.

Frente al Arco de la Calzada está otra tienda de abarrotes atendida por Luz María Hernández, quien concordó con lo expresado por doña Licha.

"Sí, la verdad sí ha subido, cada dos meses ahí estoy al tanto de ver de cuánto nos llega, a veces poquito más a veces menos, pero sí es bastante carito", comentó.

Pero es en temporada de calor cuando la cuenta en el papel blanco con verde se eleva hasta un 25 por ciento más, comentó.

"Es que aunque uno le apague al foco, no, no se puede, a fuerzas se tiene que consumir la energía, los refrescos, el jamón, todo se debe vender frío, si no, no hay venta, y sin venta, no hay negocio", dijo mientras levantaba sus hombros en señal de derrota.