Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Habitantes de Santa Rosa Plan de Ayala sufre por malos olores

Vecinos y profesores de la comunidad de Santa Rosa Plan de Ayala reportaron un fétido aroma proveniente de un arroyo que se encuentra en la zona y que ha sido causado porque las empresas cercanas.

Vecinos y profesores de la comunidad de Santa Rosa Plan de Ayala reportaron un fétido aroma proveniente de un arroyo que se encuentra en la zona y que ha sido causado porque las empresas cercanas, en su mayoría tenerías, descargan sus desechos sobre el cauce.

Señalaron que no se trata de una problemática nueva, ya que por lo menos durante diez años han padecido la pestilencia, que señalaron, es insoportable cuando es temporada de calor porque el aroma se agudiza.

“Nos afecta a todos sobre todo en la tarde (…) a mi casa llega y es casi diario y para tiempos de calor el aroma es más fuerte. Afecta a la salud de cualquiera y más a ellos que están chiquitos”, indicó María Teresa Martínez, habitante de las cercanías del arroyo.

Otra de las preocupaciones es que el jardín de niños “José Vasconcelos” se encuentra a unos metros de dicho arroyo, por lo que padres y madres de familia, así como profesores de dicha institución señalaron ya han hecho un llamado a las autoridades para que pongan cartas en el asunto y se evite afectaciones a la salud de los 158 menores que ahí estudian, petición que ha sido ignorada.

“Diariamente las aulas sí se impregna del olor de las aguas negras y sí nos afecta a los alumnos y a nosotras también (…) se han llevado algunos papeles para que se revise, los padres de familia también se han quejado y dentro de la comunidad ha habido algunas personas que han ido a realizar a algunos avisos a presidencia (…) al parecer son desechos de las mismas fábricas y empresas que están por aquí”, señaló Dulce Ramos Ramírez, directora de la Institución Educativa.

La profesora agregó que para evitar los aromas vomitivos al interior de las aulas, tienen que rociar de aromatizantes pues desde tempranas horas, los salones ya se encuentran impregnados del dicho aroma.