Leyenda de la Casa de los Lamentos en Guanajuato Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Conoce la leyenda de la Casa de los Lamentos en Guanajuato

Una historia trágica, pero atractiva para quienes visitan la casa que ahora funge como museo

Foto: Especial

La Casa de los Lamentos en Guanajuato es depositaria de una historia por de más trágica, pero no menos atractiva para el visitante o turista a quien, al ingresar, le son relatados los supuestos sucesos paranormales desencadenados tras las acciones de don Tadeo Fulgencio Medina, quien fue capaz de los crímenes más infames con tal de volver a ver una vez más a su amada.

Se sabe que en el año de 1890 Fulgencio, un ingeniero minero de bolsillos repletos, adquirió el inmueble, anteriormente utilizada como un edificio postal, y lo dio en regalo a su prometida Doña María Constanza de quien estaba profundamente enamorado. Nada podía anticipar la desgracia que caería sobre ellos; un día Constanza, mientras caminaba por un callejón, fue apuñalada por la espalda por quienes intentaban despojarla de sus pertenencias; pese a que Tadeo se apresuró tras oír la noticia, de boca de sus vecinos, nada pudo hacer más allá de cargar el cuerpo inerte de su querida Constanza.

Foto: Especial

Su obsesión compulsiva por traerla de vuelta al mundo de los vivos hizo que Fulgencio acudiera, sin meditarlo siquiera, con la mujer de la que se decía que, por medio de la magia negra, podía lograr toda clase de cosas. Ella le aconsejó llevar a cabo rituales que iban desde sacrificios animales hasta sacrificios humanos en los que Tadeo no dudaba ni un poco en arrancar la piel de sus víctimas quienes aún seguían conscientes en el proceso tanto como para emitir fuertes gritos y lamentos. Ante la ineficacia de tales ceremonias, el hombre luego de un tiempo, desesperado, tomó un arma y se pegó un tiro en la cabeza, quedando, así, impune de sus crímenes realizados, mayormente, en el sótano; sitio en donde se hallaron, además de libros de ocultismo y magia negra, osamentas completas y demás restos que impiden saber cuántas personas sucumbieron a la mano de dicho asesino serial.

Desde entonces a la casa se le atribuye ser espacio de eventos paranormales, tanto como para guardar aún, según la leyenda, los alaridos desesperados de los muchos muertos que aún rondan el área; algunos dicen escuchar todavía un taconeo constante en la medianoche.

Actualmente el inmueble fue convertido en museo cuyo costo de entrada es de 45 pesos y cuyo horario es de 10:00 am a 7:00 pm; incluye un guía quien se encarga de contar, con el ambiente propicio, la historia. El museo de la "casa de los lamentos" está ubicado en Guanajuato capital, en la carretera a Dolores Hidalgo en el km 4, Valenciana.

Foto: Especial